En apoyo al paro en el Putumayo

El Equipo de trabajo del Proyecto Planeta Paz manifiesta su plena solidaridad y respaldo a las organizaciones que adelantan un justo paro demandar del gobierno nacional atención a sus reclamos y propuestas.

La protección para las mujeres debe ser integral

Por: Organizaciones de mujeres

Para nosotras las mujeres víctimas de la violencia en el contexto del conflicto armado, para nuestras organizaciones, para las redes y plataformas de feministas y de mujeres y para las organizaciones no gubernamentales que acompañan los procesos organizativos de las mujeres víctimas, la muerte de Angélica Bello evidencia, una vez más, que nosotras aun protegidas con medidas cautelares de instancias internacionales y de obligatorio cumplimiento por parte del Estado, seguimos pagando un precio muy alto por la participación social y política, por trabajar con insistencia para que los avances legislativos y las políticas públicas, pasen de ser avances formales a ser realidades concretas en nuestras vidas. Sin tener certeza aún de las razones reales de la muerte de Angélica, queremos insistir en que ésta, es el resultado de modelos de protección que no reconocen las realidades específicas de las mujeres; no podemos, ni queremos seguir aceptando como medidas de protección, modelos contrarios a los valores que las mujeres históricamente hemos defendido. No son las armas las que nos darán la seguridad y confianza para seguir con nuestros proyectos políticos y de vida.

Angélica a principio de este año, en la primera reunión del Comité Directivo de la Ley 1448 de 2011, se presentó como sobreviviente de violencia sexual y representante de éstas víctimas en los espacios transitorios de la Ley. Solo estar ahí y presentarse, fue una ganancia para las mujeres y las víctimas de violencia sexual, pero además de esto, solicitó al presidente y su gabinete el compromiso para garantizarles a las víctimas de la violencia sexual, atención psicosocial efectiva y de calidad. Ella sabía que las distintas violencias de las que han sido víctimas las mujeres en el contexto del conflicto armado, han dejado impactos no visibles en sus vidas, impactos que incrementan las condiciones de vulnerabilidad en las que históricamente hemos vivido como consecuencia del modelo excluyente, machista y patriarcal que reproducen con mayor crueldad los actores armados.

Las mujeres queremos insistir en que las garantías para nuestra participación, no deben reducirse a medidas materiales de protección, que en ocasiones pueden generar nuevos riesgos para nosotras, nuestras familias y nuestras organizaciones. Como lo hemos pedido reiteradamente, mientras persista la impunidad no solamente seguiremos sintiéndonos amenazadas sino que muy seguramente se incrementarán las violencias y las violaciones a los derechos humanos de las mujeres. El acceso a la justicia es un derecho fundamental y estratégico para nosotras, solo cuando se supere la subvaloración de la violencia contra las mujeres y se sancione a los responsables, podremos decir que algo está cambiando en Colombia.

Además de avanzar en las investigaciones, y particularmente en las que tienen que ver con los hechos de violencia contra Angélica, es necesario que los programas a través de los cuales se va a implementar la Ley 1448 de 2011, con los que se pretende reparar y garantizar la superación de la condición de víctimas, incluyan de manera prioritaria a las mujeres, sobre todo a las mujeres que en razón de nuestro liderazgo y trabajo en la defensa de los derechos de las víctimas, seguimos recibiendo amenazas. Vivimos en zonas con riesgo para nuestras vidas, por la presencia de actores armados que nos perciben como amenazas para sus proyectos de control social y político, ningún esquema de protección es útil en estas condiciones, es necesario que se garanticen soluciones definitivas a estos problemas estructurales, garantizando nuestro acceso a la vivienda y a un trabajo digno en zonas con condiciones mínimas de seguridad.

Las mujeres y organizaciones abajo firmantes, queremos insistir, como homenaje a Angélica, en que el Estado colombiano debe cumplir de forma inmediata los compromisos internacionales que ha asumido para avanzar en la erradicación de la violencia y la discriminación contra las mujeres, debe garantizar la implementación de políticas públicas orientadas a garantizar el cumplimiento de la Ley 1257 de 2008, del auto 092 de 2008 y la ley 1448 de 2011 cuyos mandatos, de cumplirse plenamente, permitirán desarrollar acciones efectivas de prevención, atención y sanción de la violencia contra las mujeres y la verdad justicia y reparación para las mujeres víctimas. Con el compromiso de mantener y ampliar los espacios que Angélica valientemente abrió para las víctimas de la violencia sexual, queremos ratificar hoy nuestro compromiso con las mujeres víctimas, con las víctimas de la violencia sexual y con los procesos de fortalecimiento de la democracia y la construcción de la paz, para que algún día por fin reconozcamos que no todo es válido en la guerra y en el amor.

Firmamos,

Organizaciones de mujeres víctimas del desplazamiento forzado

Redes y plataformas de mujeres y feministas

Organizaciones no gubernamentales de Derechos Humanos

 

Angélica Bello

Organizaciones Sociales

  • logo-rios-vivos

  • logo-mse

  • logo MUA

  • mane
  • acinlogo
  • LOGO PLTAFORMA presentacion 2
  • bannerCumbre editado

Canal de Videos Planeta Paz

Paz Pendiente

  • planeta

     

 

 

conciliation resources

 

 

 



Observatorio de RSE, DDHH y Construcción de Paz

 

 

Logoo Observatorio 4